Welcome Emerald Forest Properties

User Login

Sign in to view your save searches, or register to begin saving searchs

Member Login

Lost your password?

Not a member yet? Sign Up!

Emerald Forest Properties

Offering Real Estate in Costa Rica with
experience, integrity, and dependability you can count on

Acabo de comprar mi ?Bolt Hole? en preciosa Costa Rica

By Brad Butler

¿Un ?bolt hole?, que significa eso? Usted puede preguntarme. Como un retirado volador naval Británico, yo le diría que es un refugio seguro verdadera en que se podría desviar en su aeronave cuando las cosas se pondrían difíciles para intentar de aterrizar en una avioneta pequeña en la noche oscura en mitad del Océano Noruega inhospitalario.

Me parece como el comienzo de una novela: y eso luego si puede ser el caso. Mientras tanto le cuento el siguiente ?bolt hole?; mi pequeño lote de 6 hectáreas en una montaña en tranquilo San Carlos. En el punto mas alto existe una meseta de una hectárea que ruega por una construcción de una linda casa de ladrillo con una gran ventana panorámica que captura la hermosa vista del valle y el volcán en la distancia. Esta es mi otra ?bolt hole?; un lugar de tranquilidad en donde el hombre vive una vida sin prisa y protegido de las exigencias de la vida del primer mundo. Un lugar en donde puede escribir sus memorias, o mejor aun donde uno puede andar en una calle tranquila y tomarse una cerveza en la tarde por un rió claro con sus vecinos costarricenses.

¿ Idílico?- Sí, es un Hecho- Sí! ¡Efectivamente desde las 11 de esta mañana yo soy el dueño orgulloso y ahora todo lo que debo hacer es decidir que tipo de cerveza debo beber cuando llega el 28 de este mes... Que decisión!

¿Cómo ocurrió todo esto? Estoy feliz de decir que no voy a exagerar este cuento por que esta parte va ser bien corto. En términos sencillos, nosotros, mi querida esposa y yo sacamos tiempo aquí de nuestra cría de caballos en nuestro rancho preciosa Florida, enseguida montamos un avión desde Fort Lauderdale hacia San Jose de solo dos horas y allí nos reunimos con Roy Quiros y Brad Butler, los dueños de Emerald Forest Properties. Estos dos encantadores señores tomaron un tiempo considerable un sábado para mostrarnos una gran variedad de propiedades en el valle central. Desde 50 hectáreas prístinas de ranchos hasta preciosos mansiones de diseños arquitecturas, estuvimos impresionados con el catalogo y su entusiasmo durante todo el día.

Estábamos tan emocionados que dejamos nuestros celular y mi mejor par de lentes de aviación de Serengeti en su volvo. A la hora de realizarlo ellos habían regresado después de varias millas de una día muy largo para devolvernos el celular a la recepción del hotel. Al momento ellos no se dieron cuento que los anteojos no estaba y los mismos anteojos eran la causa de la compra, porque Jean y yo habíamos decidido que eran perdidos en la meseta y luego en el mismo día regresamos para buscarlos.

La familia costa ricense que vivían en su pequeña casita en la colina nos miraban con interés mientras buscábamos de aquí para allá por el premio abandonado. Desgraciadamente no encontramos nada y nos regresamos al coche y el campesino y dos de sus hijos vinieron para ver como nos podía ayudar. Obviamente vieron que estábamos en busca de algo y con muy poco español le explicamos que estábamos buscando y ellos ofrecieron ayudar en la búsqueda luego en el día. Prometimos regresar Domingo el día siguiente .

Cuándo volvimos el mañana siguiente éramos saludado por el campesino, Enrique con su hijo menor Jesús y su hija de siete anos Francesca quién estaba estudiando ingles en su escuela! No habían encontrado los lentes pero ellos quisieron que fuéramos a conocer a su esposa y sus otros dos hijos y después ir a conocer a su hermano, Enrique y su familia. Todos estaban vestidos en su mejor ropa y los niños eran extraordinarios y bien educados. Jesús insistió sostener mi mano durante el tiempo y estaba fascinado por mi acento extraño de un verdadero gringo?

Ellos nos mostraron su propiedad, el pozo de tilapia, y el acogedor pequeño restaurante tocando con música tango. Estaba listo para bailar mientras observaba el ambiente lleno de felicidad. No sabia a que hora estaba abierto el bar y no me dude en comprarles una bebida si acaso rompía algunas tradiciones reglisiosas, entonces les debía una cuando regresara el 28 para celebrar con mis vecinos nuevos. ¡Que me acordaba que les cuento que fácil era para comprar esa propiedad!

Actualmente, les contamos a Roy y Brad que nada cumplió con el modos operando de nuestro rancho de caballos y con el nivel alto de montaje y competiciones de manejar carruajes y la progresión que Jean tiende durante el rango de jueces equitación . Estaban muy magnánimo en su respuesta considerando el tiempo que nos dieron en ?nuestro día libre?. Yo supongo que estaban contemplando porque habíamos hecho tanto esfuerzo de volar in primera vista? Pues eso depende en mi. En nuestro previo vacación yo había adquirido un gusto para el país y sus compromisos hacia el conservación y su gente- alegres, sonrientes y abiertos. Entonces era que yo empecé tener el deseo de mostrarlos cuentos en ingles en sus escuelas y asistirlos en con su entrenamiento en fútbol. Aunque no estoy en el mismo condición físico como era antes pero aun puedo hacer un poco de regatear.

Entonces haber regresado a Florida sin compromiso, yo sigue con cercar los pastos y el salto de pabellón. Trabajos que requieren poco imaginación y deja mi mente libre de contemplar el costo de los invasiones, las deudas nacionales de $9 trillón de dólares que todos ignoran, el balance de déficit de comerció, el mercado de propiedades colapsando, La economía luchando para el 90% que industria de servicios, los deudas paralizando de tarjeta de crédito y el fracaso del dólar americano. Justamente estaba pensando en convertir mis pocos dólares en oro cuando Brad me mando un correo electrónico para contarme que había encontrado mis queridos y muy extrañados lentes de Serengetis que habían visto en su volvo después de un revisión en un taller.

También había pensado en la meseta de dos hectáreas y los dos hermanos campesinos sus lindas familias y entonces decidí de escribir a Brad para hacer una oferta sobre la propiedad. Pues estaba completamente disillusionado de escuchar que estaba bajo oferta. Pobrecito yo! El que duda en hacer algo pierda! Y todos los demas lamentos! Okay regreso al oro- pero uno no puede construir sobre el oro, ni escarbarlo, o crecer una cosecha de pina o mangos encima, ni invitar sus amigos para compartirlo!

Y las buenas noticias- estaba de regreso en el mercado! ¡Eso! ¡Tome un contrato inmediatamente! Paga el depositó ciérralo en diez días. Terminado, firmado, sellado y ahora tengo mi precioso ? bolt hole? en esta país maravilloso.

Gracias Roy, Gracias Brad, Gracias Roger el abogado gracias a Dios por mis lentes y esta propiedad y mis nuevos vecinos.

Que importa si claman ? Bolter. Bolter!? ¡Estoy despidiéndome para una mejor vida!